últimas noticias
Editorial
jueves, 22 de diciembre de 2016

Muertos por decenas en Europa y por millares en el Mashreq

Por Yaoudat Brahim

El más reciente atentado sufrido por un país europeo, Alemania, nos lleva a manifestar nuestro repudio por la muerte de civiles inocentes, pero también a reflexionar sobre nuestros hermanos en el Mashreq víctimas diarias del mismo flagelo.

Europa frente al terrorismo

Según afirma Europol , la amenaza general del terrorismo a la seguridad de la Unión Europea (UE), se ha incrementado en los años recientes y se mantiene en una trayectoria ascendente.

De acuerdo a los estándares de la mayor organización de seguridad policial de la UE, por delante del terrorismo etno-nacionalista / separatista, o los extremismos de izquierda o derecha, la principal preocupación de los Estados miembros es el terrorismo extremista de corte salafí/wahabí.

El mismo, vulgarmente difundido bajo la designación de “yihadismo”, conlleva un fenómeno directamente relacionado de terroristas extranjeros que viajan hacia y desde zonas en conflicto, combinado con una red de individuos nacidos y criados en la UE, mayormente radicalizados en un breve lapso de tiempo, los cuales han probado su predisposición a actuar como facilitadores y cómplices activos.

El legado de terror proveniente anteriormente de la organización Al Qaeda, ahora pasó a ser llevado adelante por DAESH (E.I. / ISIS).

De ello da testimonio un listado de ataques en Europa, de los cuales los más recientes, atribuidos a, o auto-adjudicados por esas organizaciones, son los de Reino Unido (Londres, Jul. 2005 / Al Qaeda), Francia (Paris, Ene. 2015 / E.I.), Dinamarca (Copenhague, Feb. 2015 / E.I.), Francia (Paris, Nov. 2015 / E.I.), Bélgica (Bruselas, Mar. 2016 / E.I.), Francia (Paris, Jun. 2016 / E.I.), Francia (Niza, Jul. 2016 / E.I.), y el más reciente de Alemania (Berlín, Dic. 2016 / E.I.).

Alimentando el boomerang

Los ataques mencionados se produjeron en países que representan el corazón y la primera línea de Estados integrantes del bloque europeo.

No parece casual que dichos Estados asociados a EEUU en la OTAN, son los que han participado a partir de la invasión a Irak de 2003, de un sinfín de maniobras secretas que llevaron a la creación y alimentación de las organizaciones terroristas sectarias en el Cercano Oriente, mediante su implicancia directa y/o con asistencia de las actores regionales aliados (Turquía, Arabia Saudita, Qatar, Jordania, Israel), para instalar en el Mashreq su proyecto balcanizador del “caos controlado”, sostenido desde 2011 bajo la falacia de la mentada “primavera árabe”.

El más desgarrador resultado para el Levante, ha sido la sucia guerra impuesta que hasta hoy aqueja a la República Árabe Siria, y que se ha constituido en una mortal amenaza para la subsistencia no solo del país levantino, sino de toda la región, y el mundo. Todo ello sin mencionar la devastadora crisis humana y socio-económica resultante del desplazamiento y las masas de refugiados, principalmente en la propia región.

Pero lo que los poderes en Europa al parecer (¿?) no calcularon, es su mayor vulnerabilidad geográfica comparada con sus socios de Washington, a la hora de la “cobranza de un vuelto” o simplemente la “salida de control”, de sus ahijados terroristas sectarios , que cuando golpean afuera, la propia Europa gusta designar en los medios corporativos como “rebeldes moderados”.

De modo que ese, llámese, “error de cálculo” (o mucho peor, “desdén a sabiendas”), lo han venido pagando las inocentes víctimas civiles en el viejo continente, como consecuencia de la política exterior injerencista de la beligerante Europa de la OTAN.

Fríos números

La mencionada serie de atentados en suelo europeo, arroja en un lapso de 12 años, la triste suma de 326 muertos y alrededor de 1400 heridos.

Tanto Siria desde 2011, como Irak desde 2003, han venido sufriendo el flagelo del terrorismo sectario de Al Qaeda, Al Nusra o DAESH, (y el sinnúmero de grupúsculos asociados a ellos), arrojando esas mismas cantidades de víctimas civiles pero de forma casi diaria.

Sin dejar de solidarizarse con las víctimas del repudiable terrorismo actuante en el viejo continente, es importante tener presente que más allá de lo que muestran y maximizan los medios corporativos, todas las muertes injustas son repudiables, se dieran en el punto del planeta donde fuere.

Pero no debemos olvidar que lo que en Europa son decenas, en el Mashreq son millares. 

Noticias relacionadas

  • El criminal agresor impune ataca de nuevo
    El criminal agresor impune ataca de nuevo
  • El terror sobre civiles: primer y último recurso
    El terror sobre civiles: primer y último recurso
  • 50 Años y otros tantos pidiendo Justicia
    50 Años y otros tantos pidiendo Justicia
  • Imágen - mapa ABC.
    Repudio y condena a la agresión de Washington
Ver más
Seguinos en

Editorial

Cuando la opresión es mundial y también mediática

Como si el apartheid y su cotidiana opresión no fueran suficientes, también debemos ser testigos de una grosera campaña de desinformación por parte de los agentes mediáticos locales e internacionales que exhiben una evidente visión parcializada y se rasgan las vestiduras por defender el relato de la potencia ocupante de Palestina.

Ver más
Fachada