últimas noticias
Siria
miércoles, 15 de abril de 2020

Pandemia como todos y sanciones como pocos

Por Redacción Diario Sirio Libanés

En el marco de la emergencia y grave amenaza que implica el brote de COVID-19, en el caso de Siria se incrementa el peligro merced al nocivo efecto del bloqueo económico impuesto por EEUU y sus aliados.

Al flagelo mundial del brote de COVID-19, en el caso de la República Árabe Siria deben sumarse las ilegales, unilaterales e inhumanas acciones de terrorismo económico en forma de bloqueo, impuestas por EEUU y sus aliados. La nociva acción de las mismas incrementa peligrosamente el posible efecto de una escalada de la pandemia en el país levantino.

Según informaron los jefes militares del Centro de Coordinación Conjunto de Rusia y Siria, en su comunicado de este miércoles sobre la temática de la repatriación de refugiados, el país levantino enfrenta una escasez crítica de ventiladores pulmonares artificiales en medio de la pandemia de COVID, y las sanciones occidentales están obstaculizando la entrega de equipos médicos.

“A pesar del esfuerzo implementado, las capacidades de las autoridades con respecto al diagnóstico y el tratamiento de las personas infectadas con coronavirus están severamente restringidas: alrededor de 100 pruebas se llevan a cabo en el país diariamente, solo hay 25.000 camas en las instalaciones médicas sirias, y hay una escasez crítica de ventiladores pulmonares artificiales”, dice el comunicado.

El sistema de salud del país se ha visto significativamente debilitado merced a los 9 años de guerra terrorista impuesta y solo puede restaurarse a través del apoyo extranjero. Sin embargo, las sanciones occidentales están obstaculizando las entregas de equipos médicos y medicamentos necesarios, especificó el Centro.

A su vez, haciendo referencia a la ilegal ocupación de territorio sirio soberano por parte de EEUU, especialmente en el área de Al-Tanf, el documento enciende las alarmas sobre el peligroso cuadro que se observa en el tristemente célebre campamento de Rukban.  

“La situación sanitaria y epidemiológica en el campo de refugiados de Rukban, ubicado en la zona de Al-Tanf controlada por Estados Unidos, es motivo de especial preocupación hoy. Según los ex residentes del campo, las instalaciones médicas están cerradas, no hay medicamentos ni personal médico calificado y nadie brinda asistencia médica. Si comienza una epidemia, las personas no tendrán casi ninguna posibilidad de sobrevivir”, advirtió el informe.

“Al mismo tiempo, el lado estadounidense continúa la ocupación ilegal de este territorio sirio. No quieren brindar asistencia médica a los ciudadanos sirios que viven en él y, bajo cualquier pretexto, están tratando de bloquear el proceso de retirar a los residentes de Rukban a territorios controlados por el Gobierno sirio”, aclara el texto.

Tras referirse al caso omiso hecho por Washington a los sensatos y humanitarios llamados a levantar las sanciones contra Siria, por parte del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, y la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michel Bachelet, el comunicado llama a sumar la presión internacional sobre EEUU y su inhumana política.

“Instamos a toda la comunidad mundial a que brinde apoyo internacional al Gobierno sirio y ejerza presión sobre EEUU y sus aliados para que levanten las sanciones ilegales e inhumanas que en realidad apuntan a exterminar a la población de todo el país”, reclama el reporte.

COVID + bloqueo

A la fecha el Ministerio de Salud de la República Árabe Siria ha reportado 29 casos de COVID-19 y dos muertes.

En otra de sus históricas demostraciones de ilegal unilateralidad y excepcionalidad internacional, y en pos de castigar a las Fuerzas Armadas sirias por su patriótico avance en el frente de Idleb, el Tesoro de EEUU agregó en marzo pasado al ministro de Defensa sirio, Gral. Ali Abdullah Ayoub, a su llamada “Lista de Ciudadanos Nativos Especialmente Designados y Personas Bloqueadas” (ver aquí ), en la cual ya estaban incluidos también el presidente, el primer ministro y un conjunto de altos funcionarios sirios.

En ese mismo marco, Washington sancionó en 2019 a 16 personas y entidades asociadas con el Gobierno sirio. Las restricciones prohibieron el apoyo material a la Administración del Presidente Bashar Al Asad, incluidos los envíos de petróleo a los puertos del país ubicados sobre el Mediterráneo.

En repetidas ocasiones Siria ha condenado , tanto vía sus autoridades diplomáticas como desde la sociedad civil , el terrorismo económico que implica el bloqueo resultante de las llamadas “sanciones” de EEUU, secundadas también por la UE, señalando que el daño causado por ellas ha sido, y continúa siendo, más nocivo y palpable que el causado por los fanáticos terroristas.

A pesar de ello, y del grave efecto de la pandemia mundial en el propio EEUU, la política de opresión del ‘gobierno permanente’ que rige en Washington difícilmente pueda dar indicios de cambiar sus ya conocidas tácticas de presión y asfixia sobre aquellos países, pueblos y gobiernos que se rehúsan a la sumisión.

Sin embargo, el noble y valiente pueblo sirio y su legítimo liderazgo continúan resistiendo con firmeza en todos los ámbitos, (político, económico, militar, diplomático), en los que su capacidad estratégica y recursos le permiten, en pos de defender su soberanía, su independencia y derecho al bienestar y un futuro digno y próspero para su ciudadanía toda.

Noticias relacionadas

  • Siria rechaza el último informe de OPAQ
    Siria rechaza el último informe de OPAQ
  • Especialistas sirios trabajan en el laboratorio del Ministerio de Salud | Damasco, Abril 14, 2020 (Foto: SANA)
    Siria confirma un total de 29 casos
  • Armenia dona suministros médicos a Alepo
    Armenia dona suministros médicos a Alepo
  • Levanten el bloqueo contra Siria
    Levanten el bloqueo contra Siria
Ver más
Seguinos en

Editorial

Hambre: nueva receta del terrorismo económico contra Siria

Mientras el mundo sufre una mortal pandemia y debacle económica, la “excepcional” potencia occidental, impune frente a toda legalidad internacional, se dedica a exportar hambre a Siria, en un repudiable acto que excede los límites de la maldad.

Ver más
Fachada