últimas noticias
Instituciones
lunes, 27 de abril de 2020

La Asociación de Beneficencia Drusa cumplió 94 años

Por Redacción Diario Sirio Libanés

Fundada en 1926 la Asociación de Beneficencia Drusa (ABD) continúa su fértil y amplio proyecto cultural. Entrevista exclusiva a su presidente, Daniel Attar.

El 26 de abril de 1926 el ilustre Amir Emín Arslán  fundó en Buenos Aires la institución comunitaria y benéfica de los drusos en Argentina. Hoy, transitando en el último lustro previo a su centenario, la destacada entidad porteña sigue con su apuesta firme en pos de la continuidad de un amplio programa cultural.

Desde el Diario Sirio Libanés, compartimos la celebración de la Asociación de Beneficencia Drusa, felicitamos a su dirigencia y asociados, transmitiéndoles asimismo nuestros deseos de continuidad en la sólida y fértil tarea de constante crecimiento que llevan adelante día a día. 

Y para conocer la actualidad de la institución en este especial aniversario, y ante el difícil cuadro actual de la pandemia que aqueja al país y al mundo, compartimos una especial entrevista a su presidente, Daniel Attar.

ENTREVISTA

- ¿Cómo recibe la ABD este especial 94º aniversario?

- Sin duda, con mucha alegría porque estamos en la recta final para llegar al siglo de vida. Es realmente un orgullo seguir presentes.

En lo personal, siendo que comencé a transitar la vida institucional desde jovencito, ver ahora como se ha sostenido un proyecto cultural completo y un compromiso con nuestros orígenes y valores, me llena de satisfacción. Además es destacable lo rápido que han pasado estos años y eso habla de una incesante actividad institucional.

A su vez, es importante resaltar que la vigencia de la entidad, como de todas, no es algo que viene dado, sino que hay que pelear por ello día a día, a través de una agenda y objetivos claramente definidos, en el marco de una época difícil no solo en lo económico sino con una vida social que en general es muy transaccional y alejada del compromiso.

En ese sentido destacamos la importancia del esfuerzo de todo un equipo que trabaja diariamente con mucho amor por la cultura, entregando solidariamente su tiempo y capacidad para avanzar en un conjunto de actividades y proyectos, que giran también en torno a recuperar esa participación de las familias por el mero hecho de encontrarse, más allá de las actividades puntuales. Esto nos da mucha presencia y es uno de nuestros mayores orgullos.

- Y esto es llevado adelante mediante una amplia base de actividades culturales, ¿es así?

- En efecto, son las actividades tanto de la Asociación como del Centro Cultural “Beit El Amir ”. Podemos mencionar las clases de Idioma Árabe, de Dábke, Folclore, Tango, las conferencias, presentaciones literarias , entre otras igualmente destacables como las “sáhras”, o noches árabes de los viernes, con comida, música en vivo y baile donde todos nos encontramos y saboreamos semanalmente la cultura árabe auténtica.

Y en esta completa agenda es donde queda expuesto nuestro claro eje de trabajo que busca lo que yo llamo “la diagonal” entre los valores culturales árabes heredados de nuestros mayores siriolibaneses y la cultura nacional argentina. Elementos esenciales, como la amistad, la familia, la fe, el patriotismo, son grandes valores en común cuya interconexión buscamos fomentar desde la ABD, ya que estamos en el marco mundial de la llamada “globalización” que por su propia naturaleza ataca a las culturas autóctonas a nivel mundial.

En ese sentido, si bien toda apuesta a la cultura implica por definición una actividad deficitaria en términos económicos, afortunadamente podemos decir que en nuestra experiencia destacamos los resultados de orden intangible que obtenemos a través de la conexión y el constante ida y vuelta que percibimos de la gran familia de la entidad con las raíces culturales.

Porque, ¿Cuánto vale poder decir, por ejemplo, que tus hijos han aprendido en la institución a hablar en idioma árabe? No tiene precio; entonces allí es donde reside nuestra máxima satisfacción, gracias a Dios.

- ¿Cómo se adaptó la entidad para contrarrestar el negativo efecto de la pandemia? 

- Con la contingencia de la pandemia que aqueja a nuestra Argentina como al mundo, tuvimos la suerte de poder haber respondido rápidamente a partir de inicios de este mes de abril, para no perder el ritmo de nuestras actividades.

Eso se debe a que por ejemplo, en el caso del Idioma Árabe ya veníamos desde hace un año trabajando con las clases a distancia, y en formato digital, en conexión con estudiantes de Rosario u Olavarría por ejemplo, e iniciando este año ya estábamos proyectando ampliar nuestros recursos tecnológicos para poder llevar el curso, que ya está por cumplir 20 años, a mas destinos del país haciendo una apuesta fuerte a renovar su contenido.

En ese sentido pudimos sostener la actividad con los alumnos al aplicar esa experiencia previa y eso nos dio una ventaja comparativa a la hora de la emergencia y el duro golpe que supone esta situación que estamos viviendo en todas las áreas del quehacer nacional.

De manera que seguimos adaptándonos y readaptando nuestros recursos para no perder la tan satisfactoria retroalimentación y afectuosa relación con nuestra gente.

- Finalmente, ¿Cuál es su deseo en este especial aniversario?

- El máximo deseo es poder pronto reencontrar en salud a toda la gran familia de la Drusa y la colectividad en su conjunto, una vez que haya pasado este duro momento que esperamos nuestro querido país lo pueda superar con el menor daño posible en todos los sentidos.

01 poster 800

Noticias relacionadas

  • El CSLBA colabora frente al COVID
    El CSLBA colabora frente al COVID
  • El CSLBA se pliega a la suspensión de actividades
    El CSLBA se pliega a la suspensión de actividades
  • El CSLBA toma medidas por la amenaza del COVID-19
    El CSLBA toma medidas por la amenaza del COVID-19
  • El CSLBA celebró el Día de la Mujer
    El CSLBA celebró el Día de la Mujer
Ver más
Seguinos en

Editorial

Hambre: nueva receta del terrorismo económico contra Siria

Mientras el mundo sufre una mortal pandemia y debacle económica, la “excepcional” potencia occidental, impune frente a toda legalidad internacional, se dedica a exportar hambre a Siria, en un repudiable acto que excede los límites de la maldad.

Ver más
Fachada