últimas noticias
Siria
jueves, 25 de junio de 2020

Agricultura y mercado interno: defensa siria frente al bloqueo

Por Redacción Diario Sirio Libanés

Con medidas de apoyo al sector agrícola-ganadero y protección del comercio interior, Siria resiste los efectos del terrorismo económico de EEUU y sus socios, que buscan reimpulsar la desestabilización en el país.

A través de la necesaria visión pragmática que exige el contexto de crisis económica local y regional, el Gobierno sirio impulsa una clara política de apoyo a la producción local, enfocada en el sector agrícola, para enfrentar el nuevo paquete de ilegales “sanciones” que impulsa EEUU.

La respuesta de Damasco tiene el objetivo de asegurar la necesidad del mercado interno y llenar el vacío que puede dejar la suspensión de la exportación de algunos países que, complacientes u obligados, han declarado su compromiso con la agenda del terrorismo económico estadounidense.

En este marco, y mientras trabaja para apoyar la ganadería a través de la provisión de alimento, el gobierno sirio recurre a los centros de producción agrícola en la nordestina provincia de Hasaka y en la llanura de al-Ghab ubicada en la triple frontera provincial de Hama, Idleb y Lataquia.

En medio de una crisis económica global por la pandemia, a su vez el panorama regional complejiza aún más la situación de Siria, ya que las economías domésticas de sus vecinos y principales socios árabes como Líbano e Irak también están siendo presionadas directa o indirectamente por Washington y el capital internacional, en paralelo a lo que hacen con el vecino y aliado persa, la República Islámica de Irán.

Frente a este critico contexto, las iniciativas gubernamentales sirias se enmarcan en un paquete de medidas en proceso, cuyo objetivo es el de preservar la economía nacional y evitar su colapso, mientras priorizan satisfacer las necesidades básicas de la población, procurando suplir la necesidad de mercados externos.

En este sentido, el ministro de Agricultura sirio, Ahmed Al-Qadri, confirma que el gobierno lanzó el eslogan “La Agricultura es la solución para enfrentar las sanciones y el asedio impuesto al gobierno y al pueblo sirio”.

En declaraciones a la cadena libanesa Al Mayadeen, Al-Qadri afirmó que “el gobierno inició un plan integral para apoyar al sector agrícola nacional, de una manera que garantice la provisión de las necesidades del país y para apoyar los productos de los agricultores".

Explicó que se ha comenzado a tomar un paquete de medidas “destinadas a aliviar  los efectos del embargo y las sanciones, al contar con las capacidades propias del país, con un plan integral para desarrollar el sector, tanto agrícola como ganadero”.

Según Al-Qadri “el enfoque del gobierno será apoyar la puesta de los productos agrícolas en los mercados locales, y exportar el excedente para asegurar las divisas, con el fin  de apoyar a la economía nacional”.

Azúcar, aceite, trigo y pan

Como una de las medidas encaradas, el gobierno ha anunciado su apoyo al cultivo de la remolacha azucarera, así como el esfuerzo de reiniciar el funcionamiento de las fábricas de azúcar, trabajar para apoyar la producción de aceite de girasol y abrir mercados populares (del productor al consumidor) para la venta de verduras, con el fin de reducir los costos al máximo así como el precio final de góndola.

Por su parte, el Director General del Establecimiento de Granos de Siria, Youssef Qassem, declaró que "la barra de pan está asegurada en todas las provincias del país, y que no hay interrupción en este artículo", subrayando que “no hay preocupaciones para el gobierno o la institución (que preside) de ninguna interrupción, o alguna escasez de la mercadería en el futuro”, refiriéndose a los nocivos efectos de la llamada “Ley  César” sobre el suministro de pan para la población del país.

Qaseem reveló que "el Establecimiento tiene sus propios almacenes, que están en un estado de consolidación, ya que continúan comprando las cosechas de trigo de los agricultores a través de 49 centros en todas las provincias, lo que garantizará el suministro del pan”.

Esto llega en un momento en que las milicias avaladas por EEUU y Turquía continúan quemando áreas de cultivo, especialmente en la provincia de Hasaka , a la vez que la llamada "autoadministración" kurda, sustentada por Washington en el norte y noreste sirio ocupado, emitió una decisión para evitar que el trigo salga de sus áreas de control, que son ricas en producción de dicho cereal, hacia  áreas controladas por el gobierno, al tiempo que evita que los agricultores de la provincia de Hasaka suministren su trigo a Damasco.

La medida es coherente con el enfoque estadounidense, destinado a estrangular al gobierno sirio y evitar que se beneficie de sus recursos agrícolas, además de invertir en pozos de petróleo y gas, que Washington ocupa con la ayuda de las llamadas “Fuerzas Democráticas Sirias” dirigidas por las YPG kurdas.

Terrorismo económico

Las ya asfixiantes y preexistentes “sanciones” -nombre oficial utilizado para blanquear iniciativas de terrorismo económico- que ilegal y unilateralmente Estados Unidos y la Unión Europea  han estado imponiendo a Siria, se han visto reforzadas  a partir del 17 de junio por la puesta en práctica de la llamada “Ley Cesar para la protección de los civiles en Siria”, aprobada por ambos partidos en el Congreso estadounidense y refrendada por su presidente Donald Trump.

Un total bloqueo económico y financiero contra la República Árabe Siria y sus instituciones, es el efecto deseado de las renovadas “sanciones”, cuyo propósito es evitar que la nación árabe logre una definitiva victoria militar, así como la reconstrucción y la normalización internacional después de sufrir casi una década de guerra terrorista impuesta.

De esta forma, el “Estado Profundo” o “gobierno permanente” de Washington demuestra hoy que no ha abandonado su original proyecto de “cambio de régimen” en Damasco, sino que se ha propuesto que su nueva táctica de asfixia económica genere unas condiciones sociales en el país levantino, que sean tan insoportables para la población siria como sea posible.

Tras la derrota bélica del destructivo programa terrorista contra la República Árabe Siria, Washington y sus aliados renuevan ahora su plan desestabilizador promoviendo una autentica crisis alimentaria ; o sea: el flagelo del hambre sobre el pueblo sirio.

Pragmatismo frente a la crisis

Por su parte, así como lo han venido haciendo por más de nueve años en relación a la acción del terrorismo importado a su país, los sirios y su legítima conducción continúan brindando al mundo un ejemplo de resistencia mediante el recurso de un estricto y austero pragmatismo ejecutivo como esencial herramienta ejecutora de los más altos valores de dignidad, honor y patriotismo que han sido y serán, junto a la solidaridad internacional, su máxima defensa frente a la ocupación extranjera y las destructivas agendas imperiales.

Noticias relacionadas

  • Declaración Conjunta de agencias de Cooperación entre Rusia y Siria
    Declaración Conjunta de agencias de Cooperación entre Rusia y Siria
  • Manifestación popular en Sweida en rechazo al terrorismo económico de Washington | Junio 10, 2020 (Fotos: SANA)
    Manifestación popular en Sweida contra el terrorismo económico de EEUU
  • Ruta vial Alepo-Raqqa
    Reapertura de ruta Alepo-Raqqa
  • Europa renueva inhumanas sanciones contra Siria
    Europa renueva inhumanas sanciones contra Siria
Ver más
Seguinos en

Editorial

El desafío del fénix

Un llamado a la reflexión de mis hermanos siriolibaneses, en medio del dolor por la tragedia de Beirut y en momentos en que confluyen y se entremezclan todos los sentimientos.

Ver más
Fachada