últimas noticias
Espectáculos
martes, 04 de octubre de 2016

Najib Maream, vida y familia construidas con música y arte

Por Redacción Diario Sirio Libanés

En ameno encuentro entrevistamos en exclusiva al maestro Najib Maream, en plena actividad nuevamente en nuestro país. 

Tardecita de sol primaveral, café de por medio, charla de “baisanos” mitad en árabe y mitad en español, fueron los ingredientes de este hermoso encuentro con el maestro Najib, quien haciendo gala de la humildad y generosidad de los grandes artistas, nos recibió en Al Shark Café del barrio de Palermo.

Grabador en mano, recorrimos su historia de vida, su relación con la música, su actividad actual y proyectos inmediatos.

-Najib ¿Cómo fueron tus comienzos con la música y la canción?

-Yo empecé jovencito, 16-17 años, en mi pueblo que se llama Bahour, a unos 45 Km. de la ciudad de Homs. Comencé cantando en fiestas, reuniones sociales, familiares, y todos me elogiaban la voz, cuando todavía no tenía ningún plan de desarrollar mi vida en torno a la música, eso me alentó a seguir este lindo camino.

Luego terminé entonces la escuela e ingresé en Homs al Conservatorio a estudiar Música durante 4 años, por lo cual mi trabajo luego ha sido desde siempre, además de ser un cantante por la noche, ser profesor de música durante el día.

-¿Cómo está compuesta tu familia?

-Tengo dos hermanos mayores, y una hermana también, además de tener acá la familia grande del lado materno, liderada por mi querido tío mayor Adib Saquer, junto a mis tíos Najib, y Antonio, y mi tía Badí’a.

Mi señora comparte mi profesión, es profesora de música también y tenemos dos hijos, mi hija mayor Sara que nació en Siria, tiene 23 años y es arquitecta, y mi hijo menor Jorge de 14 años de edad y que nació acá en la Argentina.

Gracias a Dios tengo una familia chiquita y linda con nuestra vida centrada en Homs, pero habitualmente en verano nos vamos a Bahour a disfrutar de mi pueblo y su gente a los que amo profundamente.

Ahora estamos programando con la familia que posiblemente vengan ellos el año que viene a la Argentina, primero a pasear y luego veremos si probablemente ya nos instalemos definitivamente en el país.

-¿Cuándo fue tu primer viaje a la Argentina?

-Llegué acá un 30 de diciembre del año 1996, venía para abrir un lugar en Niceto Vega y Scalabrini Ortiz, un restaurant llamado El Emir.

Llegué por la mañana al aeropuerto y enseguida me llevaron mis tíos al campo a comer un asado, así que esa fue mi primer sensación linda con respecto al país y sus costumbres, un hermoso momento en familia, además de conocer el asado (risas).

Luego estuve trabajando en ese salón, y después de 3 o 4 meses pude traer a mi señora que vino con mi hija Sara que era chiquita, y allí nos instalamos frente al restaurant, en el típico barrio de la colectividad donde vivimos durante casi 5 años. Al final de ese período nació mi hijo Jorge, en 2001.

En ese momento, con la dura situación que se vivía aquí en el país, nos volvimos a Siria y nos quedamos allá, pero mi familia siempre extraña la Argentina, por eso ahora estamos programando que posiblemente vengan ellos el año que viene acá, primero a pasear y luego con la posibilidad de ya instalarnos definitivamente.

-¿Y durante estos años siempre mantuvieron la conexión con nuestro país?

-Si, por supuesto. Casi todos los años he venido unos meses a trabajar acá y ver a la familia grande y los amigos. Así fue que he podido actuar en Rosario, Santa Fe, Córdoba, en Frías en Santiago del Estero, todos lugares donde me han brindado tanto cariño. Aprovecho la oportunidad para saludarlos muy especialmente.

-¿Te costó el español?

-Sucedió primero que lógicamente uno está en un círculo familiar y de amigos con los que se habla solo en árabe, pero mi hija Sara al comenzar el colegio, le hablábamos en casa el árabe pero ella nos respondía en español. De modo que, en un momento decidimos esforzarnos con mi señora en aprender nosotros también.

Y así fue como, si bien nunca estudiamos con profesores, lo fuimos incorporando en el trabajo y el intercambio de la vida cotidiana. Al volver a Siria no perdimos nunca la conexión con el idioma y el país ya que por los medios electrónicos siempre seguimos las noticias y nos fuimos comunicando también con la familia aquí de forma habitual.

Igual no sé si ahora estoy hablando bien… (risas)

-¿En qué otros países has actuado?

-Bueno, mi carrera me ha permitido actuar fuera de Siria, en Líbano, Dubai y otros países árabes, y respecto a América Latina, también he actuado en Brasil, Venezuela y Chile, para eventos especiales, porque siempre ese ha sido mi modo de vida: crecer en lo profesional y construir mi familia con amor, música y arte.

Pero siempre estoy muy agradecido especialmente con la Argentina que me ha brindado el cariño de toda su gente, el cual busco retribuir y destacar siempre.

-Y ya adentrándonos en la música, ¿reconoces alguna influencia específica?

-Ante todo hay que tener claro que el cantante, como profesional, debe cantar todo y estar preparado para todos los colores, porque se debe a su público.

Debe tener en su repertorio canciones para escuchar, y para bailar, debe estar siempre actualizado de lo nuevo que sale porque hoy el ritmo de la difusión por los medios electrónicos es muy muy rápido, entonces siempre hay que procurar ser un artista completo.

Ahora si me preguntas por mis gustos, para escuchar yo, para mí el más grande es Wadi’ As-Safi, también hay otros grandes como Fairuz, Melhem Barakat, Sabah Fakhri, Muhammad Khairy, los grandes clásicos de la canción y la música árabe.

Y por supuesto toda la siguiente generación de George Wassouf, Nour Mehanna, Fares Karam, y muchos otros artistas no tan difundidos, porque realmente hay mucho mucho para disfrutar y cantar. Pero se debe tener presente siempre que no es el mismo repertorio en cada lugar, porque como antes dije, hay que adaptarse al público constantemente, respondiendo a sus necesidades.

- Contanos sobre tu actividad actual.

02

-Volví aquí hace 2 meses, a principios de agosto, y estoy trabajando en el restaurant Al Shark, con mi gran amigo Gustavo Massud con quien he compartido muchos años recibiendo el cariño del público en general y de la colectividad también, además juntos estamos actualizando la propuesta artística, tanto musical como gastronómica.

Con la orquesta estamos ensayando los miércoles y nos presentamos jueves, viernes y sábado, buscando siempre combinar material nuevo con los clásicos, para que todos puedan disfrutar del show.

Afortunadamente también cuento con un equipo de músicos profesionales de primera línea, entre ellos un violinista sirio a quien convoqué y vino de Brasil hace 4 meses, se llama Murad, y es un excelente profesional.

Tenemos también músicos locales como Nico, el hijo de Mario Kirlis, Guido Shedrawi de origen libanés, Alejandro Massud de origen sirio, está Chahin Chahin sirio nativo de Maaloula que vino hace pocos meses también… en definitiva un equipo de primera de los cuales imposible quejarse, son un auténtico lujo y excelentes compañeros.

Por otra parte además acá hace años que se cuenta con un alto nivel en nuestro ámbito, pensemos en Mario Kirlis, Nabil Al Dawish, Mike Hassan, Tony Hallak, Daniel Shadrawi, Jorge Farah, todos excelentes maestros y muy buenos amigos.

-¿Y podemos sorprender a tu público con alguna primicia?

-Sí, te cuento que estamos con Gustavo dando forma a la propuesta de brindar en una de las noches, en un horario temprano, un bloque de música solamente para escuchar, sin baile, agregándolo al show habitual que solemos hacer con baile para el público y las profesionales de la danza que siempre nos acompañan.

Por otra parte, también estoy preparando un show para el 22 de noviembre, fecha en que me han invitado a Mendoza, donde actuaré por primera vez, en este caso el evento es con motivo de los festejos por el aniversario del Líbano.

También aquí en Bs. As., les propuse a los queridos amigos de la Asociación Cultural Siria hacerles un regalo personal y brindar un show para un almuerzo al que ellos puedan convocar al público y volver a celebrar como hicieron este fin de semana, el aniversario del programa “Orígenes”. Eso seguramente va a ser pronto.

-Sin duda excelentes noticias para los lectores Najib… Y para finalizar, como sirio nativo y ante la difícil situación que vive el país hace 5 años ¿Cuál es tu deseo hoy para tu querida Siria natal?

-Sé que Siria va a salir adelante si Dios quiere, porque así lo dicta su historia de nación fuerte y con identidad milenaria, lo cual le dará sin duda los recursos a su pueblo para recuperar la paz y el bienestar que tanto se merece.

-…¿tu mensaje final para los lectores?

- Saludarlos con todo mi cariño, e invitarlos a encontrarnos a través de la música y la canción cuando ellos lo deseen. Le agradezco al Diario Sirio Libanés esta especial entrevista y nos estamos encontrando pronto, Dios mediante.

 

Compartimos aquí una pequeña muestra del talento del Maestro Najib interpretando un clásico del gran Wadi’ As-Safi.
 

 

Noticias relacionadas

  • Cantante neozelandesa cancela Tel Aviv show, sionistas la atacan
    Cantante neozelandesa cancela Tel Aviv show, sionistas la atacan
  • 1º Concierto de Música Árabe y de Medio Oriente
    1º Concierto de Música Árabe y de Medio Oriente
  • Radio Damasco celebra 70 años al aire
    Radio Damasco celebra 70 años al aire
Ver más
Seguinos en

Editorial

Cosechando esperanza

Evaluando nuestra tarea del año que se despide, renovamos junto a nuestros amigos lectores las energías y la esperanza para el ciclo que comienza.

Ver más
Fachada