últimas noticias
Deportes
viernes, 05 de enero de 2018

Medio Oriente dice presente en el Dakar 2018

Por Redacción Diario Sirio Libanés

En una nueva edición del rally más difícil del mundo, cinco países árabes competirán en la travesía. Por primera vez en la historia del certamen, el Líbano contará con representación.

A la par de Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Arabia Saudí y Omán, el Líbano competirá por primera vez en el Rally Dakar 2018 realizado, una vez más, en Sudamérica. Este año, la carrera más dura del mundo comenzará este sábado 6 de enero en Lima, Perú, cruzará por Bolivia y culminará en la ciudad de Córdoba, Argentina, el 20 del mismo mes.

Desde el año 2013 que el Dakar no pisaba Perú, y esta vez partirá desde Lima para zambullirse durante cinco días en el mar de vertiginosas dunas que forman su desierto, lo que hará de esta edición la más africana de las diez que se han corrido en Sudamérica. Luego, continuarán cinco jornadas a más de 3.000 metros de altitud en Bolivia y finalizará con cinco etapas más por el complicado terreno del noroeste de Argentina.

Acostumbrados a las dunas de África, cada competidor de Medio Oriente tendrá su propio desafío. Algunos con más experiencia que otros, deberán anteponer el conocimiento y la experiencia al volante para lograr la meta.

Por primera vez en la historia del Rally Dakar, el Líbano contará con representación gracias al equipo formado por Jad Comair y Antoine Iskander (N°395); los dos libaneses junto a su auto Buggy BV6 tienen el objetivo de llevar el orgullo del país del cedro a lo más alto. Para Jay y Antoine, participar por primera vez en el dakar es “representar al Líbano retratando una imagen positiva de nuestro país, promoviendo su rico turismo y llevando a los libaneses que se encuentran fuera de Líbano, un paso más cerca de casa”.

Entre el resto de competidores árabes, el nombre del jeque qatarí, Nasser Al Attiyah (N°301), sobresale del resto de los corredores. Con 47 años, enorme experiencia y el primer lugar en las ediciones 2011 y 2015, el qatarí enfrenta su decimocuarto Dakar buscando su tercera consagración. Para lograrlo, contará con su fiel copiloto Mathieu Baumel y su coche Toyota Hilux. La gloria lo espera.

Representando a Arabia Saudí, el piloto de Rally World Championship, Yazeed Al Rajhi (N°314) de 35 años, buscará mejorar en cuanto a sus ediciones pasadas. Llegado al Dakar en el 2015, inmediatamente causó sensación, obteniendo una victoria en especial al volante de un Toyota Hilux desde el 8° día. Este año, en compañía de su experimentado copiloto Timo Gottschalk, ganador del Dakar con Nasser Al Attiyah en el 2011, se presenta más calmado en su 4° competición pero con los misma sed de victoria.

Por otro lado, el primer emiratí en competir en el Dakar, Mohammed Balooshi (N°76) está de vuelta para dar batalla en su moto KTM 450. La meta será mantener su físico y su moto de la mejor forma, el mayor tiempo posible. Terminar la competencia es su único objetivo. El resto será un bonus.

Tambien desde los Emiratos Árabes Unidos -el gran especialista del rally tradicional- Khalid Al Qassimi (N°319), vuelve a la competición tras su primera experiencia el año pasado de la mano de Citroën; este año, se lanza en esta nueva aventura con mucha más calma, gracias a su Peugeot 3008 DKR MAXI.

Mientras tanto, el camión francés-argelino N°539, competirá entre los más pesados de la carrera, equipado por Ahmed Benbekhti (conductor), Ramzi Osmani (copiloto) y Samir Benbekhti (mecánico).

Tras 14 etapas, sólo unos pocos lograrán su objetivo. Entre medio, cientos de competidores y miles de kilómetros.

 

Noticias relacionadas

  • Goleador sirio, “Jugador del Año” en Asia
    Goleador sirio, “Jugador del Año” en Asia
  • Copa Davis: de Bs. As. a París
    Copa Davis: de Bs. As. a París
  • Jóvenes tenistas sirios campeones en Qatar
    Jóvenes tenistas sirios campeones en Qatar
  • Ascenso con gloria para Los Cedros
    Ascenso con gloria para Los Cedros
Ver más
Seguinos en

Editorial

El terror sobre civiles: primer y último recurso

Por enésima vez, nuevos ataques terroristas en áreas civiles de la ciudad de Homs el martes 5, y en la capital nacional este miércoles, alimentan un nuevo ciclo extremista que se ensaña con las metrópolis sirias. La terquedad criminal parece no tener fin. 

Ver más
Fachada