últimas noticias
Tribuna y debate
miércoles, 23 de diciembre de 2020

Navidad cristiana árabe siria

Por Ing. Bassil Kas Nasrallah / Traducido por Redacción Diario Sirio Libanés

Somos árabes y pertenecemos al Levante, y la afiliación del cristiano a Siria no anula la afiliación al arabismo, pero este arabismo debe respetar su especificidad siria.

A través de muchos mensajes que recibí para saludarme con motivo del nacimiento del Mesías, sentí tristeza en sus palabras y dolor en sus letras, y deseos entre líneas de que los cristianos árabes no fueran marginados, ni diluidos, ya sea en el arabismo o incluso en la civilización islámica.

Amenazaron los miembros de la tribu cristiana de “Taghlib” con huir a la tierra de los romanos, cuando Omar bin Al-Khattab quiso cobrarles el tributo impuesto a los judíos y cristianos (jizyah).

Para preservar esta tribu, dada su riqueza y poderío militar, Omar se apresuró a complacerla, liberándolos del impuesto e instituyó que pagaran la contribución (sádaqah) que se le quita a los musulmanes, duplicada. Esto fue debido a la agresividad por la que la tribu “Taghlib” era reconocida, y para evitar que su pago fuera en calidad de “jizyah”.

En efecto… Como dijo el poeta de Alepo Qustaki Al-Homsi, somos “árabes antes que cualquier otra fórmula política”, ya que somos descendientes de tribus árabes que existían en el Levante antes del Islam.

Pero hay un dicho anterior que afirmaba: “El nacionalismo árabe es una herejía cristiana para combatir al Islam”, quienes lo esgrimían olvidaron que los cristianos árabes siempre han sido, son y seguirán siendo parte integral de la nación árabe, su realidad histórica y civilizatoria y su entidad nacional, socios en la construcción de su realidad, vida y destino, y en la defensa de su existencia, intereses, valores, cultura e imagen.

Y esto a la luz del vínculo nacional civilizatorio que se basa en el principio de que “la religión es para Dios y la patria es para todos” y que la asociación entre los componentes de la nación -por pequeño que sea uno de los ellos en el marco de los valores de ciudadanía basados en derechos y deberes constitucionales- seguirá siendo siempre un activo para la nación frente a los desafíos.

Somos árabes y pertenecemos al Levante, y la afiliación del cristiano a Siria no anula su afiliación al arabismo, pero este arabismo debe respetar su especificidad siria.

Debe reconocerse que los cristianos árabes contemporáneos han dado mucho para consolidar la idea del nacionalismo árabe, y dejar de lado una conciencia religiosa distorsionada que hemos llegado a tocar hoy; y es hegemónico tratar de atribuir el nacionalismo árabe al Islam exclusivamente sin mencionar a todas las partes constitutivas del mismo, por pequeño que sea su papel.

Una parte de los cristianos hizo su contribución a la Gran Revuelta Árabe, que fue encabezada por Sharif Hussein en 1916. Sin embargo, la participación real de grandes grupos de musulmanes en el Movimiento Nacional Árabe llevó a la “islamización” de este movimiento, lo que provocó que una parte importante de los cristianos se alejara “temporalmente” del mismo.

Y dado que es el idioma, no la religión, lo que se ha convertido en una herramienta importante para construir un sentido de identidad y un destino único, los miembros de minorías religiosas y étnicas, como los cristianos en el Líbano, Palestina y Siria, han tendido a mostrar un mayor entusiasmo al clamar por el nacionalismo árabe, especialmente el nacionalismo árabe secular. Y el término “secularismo”, al que me refiero, significa la separación de la religión del Estado sin aglutinar a la sociedad mediante las religiones.

En palabras del ex Patriarca de Jerusalén, Michel Sabbah:

“La regla básica para desmantelar la representación distorsionada del árabe musulmán y llamarlo terrorista, por su mero reclamo de su libertad y su tierra, radica en mostrar que el mundo árabe, con sus musulmanes y cristianos, se basa en un pluralismo religioso, intelectual y político serio en sociedades vivas. Es fundamental comprender (dicho pluralismo) en su realidad actual, así como comprender sus problemas nacionales, sus necesidades y especificidad”.

Según transmitió Abu Saeed al-Khudri: Dijo el Mensajero de Dios (Muhammad), con él sean la paz y las bendiciones de Dios: “Tengo dos ministros de entre el pueblo del cielo, Gabriel y Miguel”. Ellos son dos ángeles venerados por todos los cristianos árabes.

Somos los hijos de esas tribus, incluida “Taghlib” que se negó a pagar el tributo y pagó la contribución. Nos negamos a ser reducidos. No permitamos que nada convierta a los cristianos árabes restantes en incrédulos de los árabes, el arabismo y la arabidad.

Felicidades y buenos deseos en el nuevo año que se inicia con el nacimiento del Mesías Levantino.

 

 

Notas: el Ing. Bassil Kas Nasrallah es asesor del Mufti de Siria. Información y contacto con el autor, en este enlace . La publicación original en idioma árabe, de fecha 19 de diciembre, puede consultarse en este enlace .

Noticias relacionadas

  • El Sionismo pentecostal y su apoyo a la ocupación ilegal israelí
    El Sionismo pentecostal y su apoyo a la ocupación ilegal israelí
  • Izq.: El ex Presidente Néstor Kirchner junto a Diego Maradona (Foto: Presidencia de la Nación Argentina / Wikimedia Commons) | Der.: Diego Maradona (Foto: Doha Stadium Plus Qatar - Creative Commons)
    Maradona, un latinoamericano universal
  • Toma forma el “gabinete de guerra” del régimen Biden-Harris
    Toma forma el “gabinete de guerra” del régimen Biden-Harris
  • A 103 años de la desastrosa e ilegal promesa
    A 103 años de la desastrosa e ilegal promesa
Ver más
Seguinos en

Editorial

El desafío del fénix

Un llamado a la reflexión de mis hermanos siriolibaneses, en medio del dolor por la tragedia de Beirut y en momentos en que confluyen y se entremezclan todos los sentimientos.

Ver más
Fachada