últimas noticias
Tribuna y debate
martes, 12 de mayo de 2015

El Centro Islámico denuncia campaña de difamación

Por Adam Husein

Mediante gacetilla de prensa de este martes, el Centro Islámico de la República Argentina (CIRA) denuncia campaña de difamación y odio en la prensa nacional, bajo la pluma de Marcos Aguinis (La Nación) y Federico Gaon (Infobae).

Una vez más se pretende inyectar solapadamente el odio en la sociedad argentina, de la mano de la arabofobia y la islamofobia, motivando una sólida respuesta del Centro Islámico de la República Argentina.

Las notas en cuestión: “La hipocresía que nutre al islamismo” (Aguinis, La Nación, 8 de mayo) y “El macabro legado de Hitler en el terrorismo árabe” (Gaon, Infobae, 11 de mayo) recurren, según define la gacetilla del CIRA, a un cumulo de falsedades, calumnias y tergiversaciones acusando gratuita e impunemente a la dirigencia árabe (musulmanes y cristianos por igual), de tener como modelo político a Adolf Hitler y a su Estado criminal, racista y genocida.

Como ya ha sucedido en el pasado, en reiteradas ocasiones, y resultando tristemente bien conocido por los integrantes de nuestra colectividad en general y particularmente la comunidad islámica nacional, el escritor Marcos Aguinis, secundado hoy por el joven sr. Gaon, hacen un nuevo y generoso aporte al odio y la discordia oculto bajo el formato de un agudo análisis o una inocente nota de opinión.

Las hábiles y falsarias plumas generan confusión y desinformación bajo el objetivo primordial de reforzar la tan difundida en los medios masivos internacionales, campaña de soporte ideológico y justificatorio del discurso imperial y expansionista del régimen de Tel Aviv, del cual el Sr. Aguinis es un histórico y encaramado “agente cultural”.

La educativa respuesta del CIRA consigna que fueron los musulmanes los primeros en combatir el fascismo europeo, dando entre varios ejemplos, el del Sheij Abd el-Krim al-Jatabi (1882-1963) quien fundó un estado democrático,la Repúblicadel Rif en Marruecos, y se vio obligado a luchar contra notorios fascistas españoles como Sanjurjo, Queipo de Llano, Millán-Astray y Franco, y el mariscal francés Pétain, jefe de estado del régimen pronazi de Vichy (1940-1944).

Asimismo cita otro ejemplo, el del Sheij Omar al-Mujtar (1862-1931), conocido como “El León del Desierto”, que combatió al fascismo italiano de Benito Mussolini en Libia durante diez años pagando con su propia vida.

A su vez, el texto de la denuncia señala el error (tal vez inducido) de Aguinis, quien al referirse al gran peligro totalitario de hoy en el Levante (y más allá), traído por los terroristas sectarios de E.I., utiliza el vocablo “islamismo” asimilándolo al propio concepto del “Islam”.

Sobre estos brutales y tan publicitados asesinos, declara el CIRA, que el termino para identificarlos debería ser el de seudo-musulmanes o simplemente terroristas, quienes “no solamente asesinan cristianos, y otros grupos minoritarios como los yazidíes, sino que se ensañan particularmente con los musulmanes, sean hombres, mujeres, niños o ancianos”.

La gacetilla signa que como corolario de su nota, Aguinis termina con una mentira sin aportar prueba alguna: “En el Medio Oriente, cuando ocurrió la invasión árabe del siglo VII, casi todos los habitantes eran cristianos. Por las buenas o por las malas fueron obligados a convertirse”.

Es proverbial la historia de Al-Ándalus-Sefarad (711-1492), donde convivieron e interactuaron cultural y religiosamente judíos, cristianos y musulmanes. Hubo visires judíos de emires musulmanes como Ibn Shaprut y sabios cristianos como el Papa Silvestre II que estudiaron ciencias exactas enla Córdobacalifal, y la filosofía de Ibn Gabirol, Avempace, Ibn Paquda, Ibn Tufayl, Averroes y Maimónides no fue otra cosa que la armonía de la fe con la razón.

Incluso personalidades venerables como San Francisco de Asís, Santa Teresa de Ávila, San Juan dela Cruzy el Cardenal Nicolás de Cusa tuvieron el mayor de los reconocimientos por la espiritualidad del Islam y los musulmanes.

Pero la mayor impostura de Aguinis es sobre que los cristianos fueron convertidos a la fuerza por los musulmanes. El Sagrado Corán es muy claro al respecto: «No cabe la coacción en la religión» (2:256)

La primera expansión del Islam en los siglos VII y VIII no significó para los pueblos del Cercano y Medio Oriente, de Asia Central, África del Norte yla PenínsulaIbérica, una renuncia a su identidad cultural, dado que una de las reglas del juego era la igualdad, lo cual implicaba que el Islam no significaba superioridad de los árabes sobre el resto. Ya lo había anticipado el Profeta del Islam, Muhammad, cuando dijo: “Todos los hombres y mujeres son iguales como los dientes del peine del tejedor: no hay superioridad del blanco sobre el negro ni del árabe sobre el no árabe”.

Seguramente previniendo las consecuencias de sus líneas, Aguinis incluso se atreve a negar la islamofobia: «La confusión y la hipocresía se manifiestan con intensidad al acuñarse la palabra “islamofobia”. No hay tal. En Europa viven más de veinte millones de musulmanes que pueden acceder a todos los derechos», afirma.

Precisamente, son los artículos que Marcos Aguinis acostumbra a publicar enLa Naciónlos que se caracterizan por sus contenidos islamofóbicos y arabofóbicos que están penados por la legislación nacional argentina y que son rechazados por las mujeres y los hombres de ideales plurales y espíritu democrático.

Cita para este punto, la nota del CIRA, el gran testimonio del escritor y sociólogo libanés cristiano, Amin Maalouf , quien en su obra Identidades Asesinas (p.71), plantea:  «Si mis antepasados hubieran sido musulmanes en un país conquistado por las armas cristianas, en vez de cristianos en un país conquistado por las armas musulmanas, creo que no habrían podido vivir catorce siglos seguidos en sus pueblos y ciudades conservando su fe. ¿Qué fue de los musulmanes de España? ¿Y de los de Sicilia? Desaparecidos, desde el primero hasta el último, eliminados, forzados al exilio o bautizados contra su voluntad. Hay en la historia del Islam, desde sus primeros tiempos, una notable capacidad de coexistir con el otro.»

Puntualmente sobre el joven Gaon, podemos decir desde estas líneas que su planteamiento articulado bajo un formato académico, establece conclusiones altamente discutibles y peligrosas como: “el nazismo le impartió a los árabes mediante intermediarios la doctrina de la judeofobia europea.”, o falsedades tales como: “Los grupos más propensos a difundir el culto a Hitler en la región son desde luego los islamistas, quienes toman su legado para encontrar paralelos con el presente”, sustentado sus conclusiones con “irrefutables” datos extraídos de organizaciones israelíes como el PMW (Palestinian Media Watch) o el pro-israelí MEMRI (Middle East Media Research Institute).

Claramente como hijos de esta espiritualmente plural colectividad sirio-libanesa que ha aportado al país hombría de bien, trabajo, integración y convivencia, altos valores estos que orgullosamente hemos heredado sus descendientes, y que coinciden con los altos valores espirituales transmitidos por nuestros mayores, (tanto de nosotros quienes tengan como dia sagrado el viernes o el domingo), no podemos menos que coincidir plenamente con lo señalado por el Departamento de Prensa del CIRA:

“Marcos Aguinis (La Nación) y Federico Gaon (Infobae) no representan a nadie y viven a contramano de la sociedad argentina democrática, fraterna y pluralista. Con sus panfletos agresivos y difamatorios importan conflictos y buscan enemistar los corazones. Está muy claro que ambos no coinciden con la prédica de Francisco I. El Sumo Pontífice dela IglesiaCatólicarecomienda enfáticamente el diálogo interreligioso, la paz y la comprensión entre todas las confesiones religiosas, y en ese sentidola ComunidadIslámicaArgentina está profundamente comprometida con el mensaje papal.”

“Aguinis y Gaon en lugar de apostar a la paz, al entendimiento y al diálogo optan por el odio y la perfidia y persiguen intereses inconfesables. En lugar de tender los puentes del encuentro y la concordia, buscan los abismos de la cizaña y la discordia. Rechazan el amor y proclaman el odio, ejerciéndolo sin reparos.”

***

Nota: La Respuesta del CIRA puede leerse completa en el siguiente LINK

Noticias relacionadas

  • 2 de Abril: Malvinas Argentinas
    2 de Abril: Malvinas Argentinas
  • Cómo Pekín superó a Washington en la lucha por el petróleo iraquí
    Cómo Pekín superó a Washington en la lucha por el petróleo iraquí
  • Van siete años de crisis y Siria aún resiste
    Van siete años de crisis y Siria aún resiste
  • Los Principios de la Diplomacia Económica Kuwaití
    Los Principios de la Diplomacia Económica Kuwaití
  • Conferencia de reconstrucción iraquí plantea esperanza y desafíos
    Conferencia de reconstrucción iraquí plantea esperanza y desafíos
Ver más
Seguinos en

Editorial

El desafío del fénix

Un llamado a la reflexión de mis hermanos siriolibaneses, en medio del dolor por la tragedia de Beirut y en momentos en que confluyen y se entremezclan todos los sentimientos.

Ver más
Fachada