últimas noticias
Tribuna y debate
miércoles, 21 de marzo de 2018

Cómo Pekín superó a Washington en la lucha por el petróleo iraquí

Por Sputnik / Traducido y editado por Redacción Diario Sirio Libanés

Los planes de Washington de apropiarse de las exportaciones de petróleo de Bagdad tras la invasión a Irak en 2003, han fracasado ya que China se ha convertido en el mayor comprador de crudo iraquí.

Aunque los Estados Unidos trataron de privar a sus rivales geopolíticos de libre acceso al petróleo iraquí como uno de los objetivos de la operación “Libertad Iraquí”, China ha logrado cambiar los desafíos de la guerra en su propio beneficio, afirmaron analistas a la cadena rusa Sputnik, y agregaron que Beijing podría adoptar una estrategia similar hacia Siria.

"Los chinos están llevando a cabo una expansión económica tranquila en Iraq y en muchos otros países, particularmente en África y Medio Oriente", dijo Igor Shatrov, subdirector del Instituto Nacional de Desarrollo de Ideología Moderna.

"La influencia de China en el mundo está aumentando sin [ejercer] flexión muscular [por parte de Pekín] y EEUU no puede hacer nada al respecto, porque las empresas occidentales no pueden ofrecer las mismas condiciones favorables que las empresas chinas ofrecen".

Además, Beijing no interfiere en los asuntos internos de Irak y no trata de abrir una brecha entre Bagdad y el Kurdistán iraquí, enfatizó el académico.

Beijing, principal importador de petróleo iraquí

Hace exactamente 15 años, EEUU lanzó su operación militar sobre Irak, buscando mantener el control de los campos petrolíferos iraquíes. Washington planeaba privar a sus principales competidores, particularmente China, del libre acceso a los recursos energéticos de la región.

Sin embargo, el plan estadounidense ha demostrado ser ineficaz: en los últimos años, China se ha convertido en el principal importador de crudo iraquí, comprando más de la mitad de todo el petróleo producido en el país. Prácticamente todas las principales compañías chinas se dedican a la extracción de petróleo en la región.

"Beijing persigue únicamente intereses económicos", explicó Shatrov. "Esta es probablemente la principal explicación de por qué las compañías petroleras chinas están entrando sin problemas en otros países. Ofrecen condiciones favorables y no se centran en mayores ganancias. Esto se adapta a sus socios, incluidos los iraquíes".

Error estratégico de Bush

Al evaluar los resultados de la invasión estadounidense a Iraq, Zhang Deguang, ex viceministro de Relaciones Exteriores de China, calificó el gran error estratégico del presidente George W. Bush como candidato.

"Bush cometió un gran error, un gran error estratégico", subrayó Zhang. "Las Fuerzas Armadas [de EEUU] invadieron Iraq sin la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, lo cual era inaceptable. Ahora muchos estrategas estadounidenses e incluso entonces, los asociados de Bush como el primer ministro británico Tony Blair admiten que fue un error".

El ex diplomático chino recordó que la invasión se inició bajo la falsa afirmación de que el líder iraquí, Saddam Hussein, secretamente estaba desarrollando armas de destrucción masiva. Los devastadores resultados de la campaña militar de EEUU deben servir como un recordatorio de que las reglas del derecho internacional deben ser respetadas, señaló Zhang.

Tres desafíos de la guerra en Irak

Sin embargo, Pekín logró superar los desafíos de la guerra de EEUU en Irak en beneficio propio y de Bagdad, subrayó Ji Kaiyun, investigador del Centro de Estudios Iraníes de la Universidad del Suroeste de China.

"La guerra en Iraq planteó tres grandes desafíos para China", señaló Ji. "Primero, la situación de seguridad en Irak empeoró y las empresas chinas y las inversiones chinas en el sector energético iraquí enfrentaron serios obstáculos. Segundo, los acuerdos y contratos concluidos por China e Iraq [bajo Saddam Hussein] no pudieron ser ejecutados. Tercero, después de la guerra, surgieron nuevos obstáculos en el camino de China en Irak ya que tenía que cumplir con sus obligaciones como potencia mundial".

Sin embargo, China intervino y prestó su ayuda al gobierno iraquí, ayudando a Bagdad en la restauración de la infraestructura del país y la inversión en la economía nacional. Además, Beijing liberó al país de algunas de sus deudas y pospuso el servicio a otros.

"La importación china de petróleo iraquí es el gesto amistoso del país hacia Irak", opinó Ji. "Le permite a Irak obtener divisas [extranjeras] y los fondos necesarios para garantizar la independencia y la unidad del país y mejorar los niveles de vida de la población".

Pragmatismo económico

Según Boris Dolgov, investigador principal del Centro de Estudios Árabes e Islámicos de la Academia Rusa de Ciencias, la política exterior pragmática de China en la región ayuda a contrarrestar la apuesta de EEUU por un dominio sin precedentes.

Uno de los resultados de esta política es un desarrollo exitoso de las relaciones chino-iraquíes y la expansión de China en la región, señaló.

"Las relaciones entre Pekín y Bagdad se basan en el pragmatismo económico. [China] participa en el desarrollo de la industria petrolera en Iraq, promueve sus inversiones, así como sus intereses financieros y políticos. Esta política trae éxito para China. EEUU no puede, de ninguna manera, evitar el crecimiento de la influencia de Pekín en la región, aunque [los estadounidenses] están tratando de consolidar su presencia en Medio Oriente con el uso de la fuerza".

Los observadores suponen que Pekín puede adoptar una estrategia similar en la Siria devastada por la guerra. A pesar de los altos riesgos políticos y militares, China podría ocupar su propio nicho en el mercado sirio.

Quince años atrás, China, Rusia, India y varios otros países defendieron la resolución diplomática del conflicto en Irak. Sin embargo, la coalición encabezada por EEUU invadió el país con una fuerza de alrededor de 280,000 militares. Hay informes contradictorios sobre las pérdidas totales de Irak en la guerra: de 100.000 a 300.000 personas, incluidos civiles. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), solo entre 2003 y 2006, los enfrentamientos militares en el país cobraron la vida de 150,000 a 223,000 iraquíes.

Noticias relacionadas

  • 2 de Abril: Malvinas Argentinas
    2 de Abril: Malvinas Argentinas
  • Van siete años de crisis y Siria aún resiste
    Van siete años de crisis y Siria aún resiste
  • Los Principios de la Diplomacia Económica Kuwaití
    Los Principios de la Diplomacia Económica Kuwaití
  • Conferencia de reconstrucción iraquí plantea esperanza y desafíos
    Conferencia de reconstrucción iraquí plantea esperanza y desafíos
Ver más
Seguinos en

Editorial

El silencio de las topadoras

¿Hasta cuándo el estruendoso silencio internacional seguirá ocultando a la opinión pública el abusivo colonialismo, terrorismo de Estado y crímenes de guerra del régimen sionista sobre el pueblo palestino?

Ver más
Fachada