últimas noticias
Cultura
martes, 27 de marzo de 2018

El arte de la diversidad identitaria

Por Redacción Diario Sirio Libanés

La artista libanesa Katya Traboulsi expuso más de cuarenta réplicas de bombas de la guerra libanesa, intervenidas con la finalidad de mostrar la riqueza de la pluralidad cultural.

En Saleh Barakat, una de las galerías de arte más grandes y prominentes de Beirut, cuarenta y seis reproducciones de bombas se presentaron entre colores y texturas inspiradas en la guerra civil libanesa y con un concepto claro: celebrar la diversidad sin perder la memoria.

Katya Traboulsi es una artista nacida en Beirut que ha vivido y trabajado en Dubaï desde 1989. Sus trabajos ha sido exhibido internacionalmente desde 1986, y ahora es parte de varias colecciones privadas, subastadas en muchos foros de arte de París, Londres, Dubai, Kuwait, Washington y Nueva York.

En su última presentación artística, “Identidades perpetuas”, cada bomba representa un país. El Líbano, es el único país que está representado dos veces. "Líbano fue una pieza muy difícil de ejecutar porque no sabía cuál es nuestra identidad en la actualidad", confiesa Traboulsi. La artista, eligió mostrar el pasado y el presente del país libanés.

A través de una escultura de madera de cedro tallada, Katya conmemoró a los marineros fenicios que establecieron los primeros asentamientos hace más de 3.000 años. Por otro lado, mediante un colorido collage compuesto por los logotipos de los 18 partidos políticos libaneses formados luego de la guerra civil, encarnó el presente del país del cedro.

La geografía, las fronteras y el nacionalismo son la esencia de la exposición de Traboulsi. Las obras exhiben la relación entre los conflictos, la cultura y la identidad de cada país, advirtiendo sobre el valor de resaltar cada aspecto anteriormente mencionado. La relación directa entre la forma de la bomba y el contenido iconográfico de cada nación, supone una conexión entre la guerra y la cultura, introduciendo algo tan significativamente impactante y transformándolo en coloridas obras de arte.

 

Cada réplica está inspirada en un momento histórico del país al cual representa. En cuanto a los países vecinos de Medio Oriente, la artista eligió el metal para representar a Marruecos y madera con incrustaciones de nácar para Siria.

Para “Alemania”, Traboulsi eligió cubrir a forma central de la bomba con secciones de concreto, repletas de graffitis y alambre de púas, con la finalidad de retratar el Muro de Berlín. En “Estados Unidos”, un collage hecho de fragmentos de arte pop, billetes de dólar y personajes icónicos de dibujos animados ilustran al país americano.

En un permanente limbo entre el pasado y el presente, Katya intenta reflejar con mayor poder el mérito de la identidad en réplicas representativas de América Latina. Para “México” y “Perú”, Traboulsi optó por centrarse en las civilizaciones antiguas, representando a México a través de una escultura de madera inspirada en obras mayas, y a Perú, mediante una pieza de madera tallada basada en huaco, cerámica elaborada por los antiguos habitantes en el primer milenio.

Gracias a su gran valor artístico, "Identidades perpetuas" de Katya Traboulsi presenta historia, cultura y reflexión sobre la importancia de reconocer la diversidad cultural, sin perder ni olvidar el sentido de pertenencia.

Noticias relacionadas

  • Se viene el Buenos Aires celebra Siria
    Se viene el Buenos Aires celebra Siria
  • Falleció la novelista Emily Nasrallah
    Falleció la novelista Emily Nasrallah
  • Jornada-taller de Idioma Árabe
    Jornada-taller de Idioma Árabe
  • Un mural que difunde el amor y la belleza en el centro de Damasco
    Un mural que difunde el amor y la belleza en el centro de Damasco
Ver más
Seguinos en

Editorial

Cuando la opresión es mundial y también mediática

Como si el apartheid y su cotidiana opresión no fueran suficientes, también debemos ser testigos de una grosera campaña de desinformación por parte de los agentes mediáticos locales e internacionales que exhiben una evidente visión parcializada y se rasgan las vestiduras por defender el relato de la potencia ocupante de Palestina.

Ver más
Fachada