últimas noticias
Cartas de lectores
jueves, 06 de julio de 2017

Una solución árabe a los problemas árabes

Por Abdoul Al Yamil

Carta de Abdoul quien comparte parte de la charla que sostuvo con Salman sobre el desacato de Tamim.

Me disponía a disfrutar el café de todos los jueves acompañado por la lectura del Diario Sirio Libanés, cuando veo entrar al local a mi amigo Salman quien expresaba en su rostro signos de preocupación. Le levanto la mano, haciéndole una seña de que venga y se siente conmigo.

A- Ahla w Sahla Salman, kifak? Te noto preocupado, ¿que anda pasando?

S- Ahlen, Abdoul! Estoy muy enojado, tuvimos un problema en el grupo de WhatsApp que tengo con mis amigos Sabah, Hamad, Jalifa, Qaboos y Tamim. ¡Ah! Y Adel que se sumó hace poquito. ¿Te acordás que te conté?

A- Sí, recuerdo…pero, ¿qué pasó?

S- La historia es así, estábamos hablando de la edición anterior del Arab Idol, cuando Tamim -entre nosotros, nunca me cayó bien su familia- manda un audio. Me resultó extraño porque anda muy ocupado con esto del Mundial de Futbol 2022.

En el mensaje nos criticaba a todos –excepto al amigo de todos Sabah- por una supuesta falta de visión sobre las relaciones con el loco de Hassan, el vecino del Noreste. Por supuesto que intentó desmentirlo, diciendo esto que todos dicen ahora, “me hackearon”.

S- Encima, Abdel –todavía no lo agregué al grupo- me mandó ¡una foto de Tamim jugando al “tawle” con Ijuán y Jamás! Todo salió por esa cadena de noticias del mal que compite con la mía… ¿cómo se llama? ¡Ahí está! “Al Jazeera”.

A- Estoy sorprendido, no sé qué decirte Salman, te noto muy molesto, ¿qué vas a hacer?

S- Los muchachos estaban agitados, nerviosos, entonces tuve que tomar varias decisiones. Primero, lo eliminamos del grupo de WhatsApp, después lo bloqueamos en Facebook y hasta que no deje juntarse con Ijuán y Jamás, no vamos a volver a hablar con él.

El único que se quejó fue Sabah que insistió en que no nos peleáramos –sabes que él no quiere problemas con nadie, más después de haber tenido que lidiar durante los noventa con Sadam-, se propuso como mediador para resolver esta situación.

A- Ya te habías peleado con Bashar y Haider ¿No te parece momento de hacer las paces? ¿Qué piensan los otros?

S- (risas) Bashar va a irse pronto, encontramos dos ONGs que están muy interesadas en comprar su casa: Frente para el Derrotero y Desertores Sometidos a Occidente, y Haider está ocupado con las montañesas revolucionarias del norte.

En cuanto al segundo punto, fue simplemente fácil: Hamad estaba en deuda desde que lo salvé cuando se le habían revelado sus trabajadores en 2011; también estaba en deuda es Adel, porque le usurparon la casa y lo invite a Riad. Mientras que Jalifa estaba contento con las porque los aviones de Tamim ya no competían con los suyos.

Qaboos como siempre se hizo el sota. Él nunca quiere problemas con nadie y piensa que no tomando decisiones va poder vivir tranquilo. ¡¿Dónde estaba cuando Guillermo James enseñó que no decidir es una decisión!? Y Sabah…bueno, él se lleva bien con todos y ahora quiere mediar.

A- Estoy sorprendido Salman, has logrado lo que ni el sionismo logró: aunar criterios entre líderes árabes, pero… ¿le han propuesto alguna forma de destrabar esta situación a Tamim?

S- ¡Obvio! ¿Cómo no voy a querer que nos llevemos bien en el barrio? Por eso le envié a Tamim por medio de Sabah una lista de 13 cosas que debe hacer para volver al grupo.

A- ¿Qué le pediste?

S- Lo más importante es: a) no juntarse con Hassan, Ijuán y Jamás; b) despedir a los empleados de Recep; c) cerrar Al Jazeera; d) aceptar TODO lo que se diga en el grupo; y e) una auditoría anual. También le dije que no lo vamos a esperar toda la vida, así que le dimos una fecha límite; una especie de ultimátum.

A- ¿No te parecen un poco mucho? ¿Qué te dijo Tamim?

S- Abdoul, dejame decirte que no me parecen mucho, él tiene que entender que en este barrio este yo soy el delegado. Además, Tamim me mandó a un tal Mojame eben Abdul Rajame Azani –me llego el rumor de que es una especie de comediante stand up- para entretenerme. Algo que me sorprendió muchísimo, porque el único cómico es mi hijo.

A- ¿Qué opina el resto de los delegados barriales?

S- Mirá, nos llamaron algunos para que resolvamos el tema. Emmanuel, Boris y Mohammed VI, pero la verdad es que desde que mi amigo Donald tuiteara alentándome, dije: “Ya está, démosle para adelante, voy a terminar con ese supuesto pragmatismo del que él habla; política exterior independiente le llama, ¿Qué es eso?

A- Bueno Salman, espero que encuentren pronto una solución. ¿Ya estas más tranquilo?

S- Sí. Gracias por escucharme Abdoul. Ahora me junto con los muchachos, vamos a resolver el problema central de todos: Qué hacemos con los camellos y las ovejas de Tamim. Creo que vamos a tener que deportarlas porque él va a hacer a lo mismo.

Después de esta agitada conversación, vuelvo a la lectura y se me viene a la mente una reflexión del amigo Samir, “la impotencia de ser lo que creemos que tenemos ser, sólo se alimenta en la incapacidad de las elites árabes de encontrar soluciones árabes a los problemas árabes”. Al fin y al cabo, eso es lo que me mostró mi amigo Salman.

Noticias relacionadas

  • Emotivo agradecimiento
    Emotivo agradecimiento
  • Integración de los migrantes, el compromiso por la diversidad
    Integración de los migrantes, el compromiso por la diversidad
  • La Feria del Libro y el stand “El Libro Árabe”
    La Feria del Libro y el stand “El Libro Árabe”
  • Solidaridad con el pueblo sirio
    Solidaridad con el pueblo sirio
Ver más
Seguinos en

Editorial

¿Por qué la destrucción de Siria?... Trump el incendiario

El histórico e incondicional apoyo al régimen sionista por parte de la administración de Washington, no reconoce límites y en la era Trump busca batir un nuevo récord.

Ver más
Fachada