últimas noticias
Sociedad
viernes, 05 de junio de 2015

Dr. Bilal: A Siria la defendemos los sirios

Por Jodor Jalit

El poliglota y experimentado político sirio y destacado hombre de la medicina, Dr. Mohsen Bilal, en el marco del almuerzo de bienvenida brindado por el Club Sirio Libanés en la sede Triunvirato, brindó una entrevista exclusiva al Diario Sirio Libanés.

El Dr. Mohsen Bilal, nacido en Burghalieh, Tartus, en 1944 es médico cirujano y se especializó en trasplante de riñón. Además, cuenta con un destacado perfil académico que incluye estudios universitarios y de posgrado en Italia y EEUU. A la vez, su rico transitar político lo ha llevado a ocupar importantes cargos tales como el de presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores (1981) en el parlamento, representante en la Conferencia Mundial sobre la Paz (1982), embajador en España (2001-2006) y Ministro de Información (2006-2011) puesto en el cual se destacó por ser vocero oficial durante el conflicto Israel-Líbano en 2006.

En esta oportunidad el Dr. Bilal visitó la Argentina con motivo de una visita oficial a la región para fortalecer los lazos que unen a Siria con los países latinoamericanos. La visita también se reunió con autoridades de instituciones de la colectividad el día miércoles por la noche durante la cena de bienvenida ofrecida por la Embajada de Siria en Argentina, y visitó la Asociación Cultural Siria en la noche de ayer.

A continuación se transcribe lo más importante que dejó la entrevista.

Ud. estudió medicina, practicó la política, enseñó en universidades y tuvo diferentes domicilios, ¿cómo se define el Dr. Bilal?

Considero que tengo una tarea en mi vida, que es ser útil a la causa de la humanidad.

Mi padre ha venido a esta tierra a trabajar antes de mi nacimiento. Ha venido en el año 1930, y se quedó hasta el año ’36 enseñando idioma árabe en la colectividad. Entonces, en nuestra familia hemos crecido con una mentalidad internacionalista.

El vino aquí mediante un viaje de 90 días, pasando por Beirut, Nápoles, Génova, Dakar y Río de Janeiro. De modo que para nosotros el mundo ya era un pueblo.

Puedo decir que soy un hijo del mundo, un ciudadano del mundo que no discrimina entre los hombres, ni por religión, raza o nacionalidad. Solo distingo uno del otro por su moral y su predisposición a ser útil a la sociedad.

A lo largo de su carrera ha cumplido distintas funciones dentro del gobierno sirio, ¿cuál es su función actual?

Nunca he valorado los cargos, de hecho hoy en día soy mucho más feliz que en cualquiera de los cargos del pasado, ya que a esta altura de mi vida trabajo en lo que quiero, soy profesor universitario y jefe de la comisión laurea de la medicina en la Universidad De Damasco. Yo recorro la institución con mi cabello blanco y tengo una relación óptima con todos, tanto con las personas de mi generación como las más jóvenes.

Desde mi infancia y a lo largo de mi juventud he seguido el camino de la defensa de los pueblos oprimidos. Esa ha sido siempre mi causa. Por ejemplo, al entrar en mi adultez Argelia era la causa de la humanidad por su lucha contra el colonialismo francés. Luego me comprometí fuertemente con la defensa de la causa palestina, de la valiente lucha contra la usurpación de los israelíes y los yankees. También defendí a Vietnam, y su lucha fue todo para mí en mis épocas de estudiante en Italia. Más tarde fue el Golán sirio, como causa nacional que perdura hasta la actualidad.

Hoy por hoy es Siria, mi patria, la tierra donde vivo la que se está debatiendo frente a dos opciones, vivir soberana o vivir esclavizada.

Esta es la crítica disyuntiva que llega al alma, al corazón, y por la que luchamos hoy los sirios. Para esa causa trabajo en forma totalmente gratuita, con una gran admiración al presidente, formando parte del bloque internacional anti-imperialista, anti-fascista, que se opone a la discriminación confesional, a todo extremismo, como el que se ha hecho presente en Siria y que considero una auténtica vergüenza: el llamado extremismo islámico, o terrorismo o yihadismo. Yo me opongo a cualquier extremismo, religioso o político.

Hace cuatro años que el gobierno sirio enfrenta grupos extremistas dentro del territorio nacional, ¿qué podemos esperar a futuro?

Este es un ataque feroz proveniente de todo el mundo, hay más de 18.000 individuos que provienen de Europa, Asia, Sudamérica, África, de todo el mundo. No llegan a Siria tras un llamado espiritual como proclaman, sino que vienen en calidad de mercenarios, pagos. La pregunta es ¿quién los financia? Hay poderes regionales e internacionales que proveen el financiamiento y soporte logístico necesario para abastecer el armamento. Es una suma de: gente que los arma, potencias que los financian y países que facilitan el transporte e ingreso.

El tema de Siria está expuesto en la Asamblea General de Naciones Unidas, y en el Consejo de Seguridad, y otros organismos internacionales que se han manifestado contra el terrorismo y contra este ataque feroz hacia Siria y su civilizado pueblo.  Porque para acabar con esta ola de terrorismo, extremismo, yihadismo, takfirismo, nosotros debemos hacer valer nuestra voz en los organismos para obligar a los países que apoyan a esos grupos a detener ese apoyo.

Esta situación de conflicto en el sistema internacional, ¿cómo afecta las relaciones bilaterales de Siria?

Tenemos una clasificación de los países, está el BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), este tipo de bloques así como la organización de Shanghái entre otras, apoyan la causa siria. Es más, más de la mitad del planeta está con nosotros.

En la otra parte, hay algunos países europeos que se oponen de forma brutal y declarada a nuestra causa, especialmente el actual gobierno francés, llamado socialista, que supera incluso al Reino Unido, ya que ahora se comporta con Siria de un modo más duro incluso que Washington o el gobierno conservador británico. Y esa actitud tiene un motivo, quiere asegurar su control sobre el Golfo Pérsico; van tras el olor del petróleo y los dólares. Siria es un jugador regional importante, y se opone a esa manera de actuar.

Siria tiene un vínculo muy estrecho con Irán, algo que molesta mucho a las potencias de la OTAN y a EEUU, ¿es este uno de los factores esenciales en el ataque contra Siria?

Vea, hoy tenemos a todo el llamado mundo occidental haciendo fila y compitiendo para ganarse la amistad de Irán. Mire al bloque de los 5+1, o sea…las superpotencias, los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania. Todos ellos están corriendo a abrazar a Irán, y dentro de poco, el 30 de junio, es la fecha histórica cuando se firmará el llamado acuerdo nuclear iraní.

Con ese documento quedarán en el olvido las famosas sanciones contra Irán, se quitará su nombre de la lista de países que apoyan el terrorismo, se liberarán los miles de millones de dólares secuestrados a Irán por occidente. El acuerdo romperá el brutal bloqueo económico impuesto, estrategia similar a la impuesta a la valiente y revolucionaria isla de Cuba que en su momento rompió con las cadenas de la esclavitud imperialista.

En este viaje ha visitado brevemente otros países de Latinoamérica, específicamente Cuba, Panamá y Chile, ¿ha notado cambios con respecto a visitas anteriores?

Este viaje ha sido específico, vengo como médico que quiere explorar que pasa con los hermanos de América Latina respecto a Siria.

Con todo el orgullo personal pude observar a nivel oficial, como a nivel de las organizaciones sociales, incluidas las instituciones de la colectividad, el Club Sirio Libanés y Fearab entre ellas, la situación de las relaciones entre los países con mayor claridad. Antes había más ambigüedad, pero hoy está bien definido que  hay un campo de conflicto entre gente oscura, extremista, con una gran sed de sangre que tiene la espada en la mano y está lista para decapitar inocentes, y por otro lado gente que está del lado de la vida y se consagra a ella.

Ahora, he visto un progreso, porque se hizo evidente que el gobierno sirio no quiere aniquilar a la oposición. Todos los gobiernos del mundo tienen oposición, sino el sistema no es fisiológicamente sano.

En el caso de Siria ¿sabe dónde está la oposición? Tenemos dos tipos de oposición, por un lado, la que está dentro del país y que por razones varias no concuerdan con el gobierno, siempre lo ha manifestado y se los ha respetado por ello. Por otro lado, está la oposición fuera del país que son amigos de los franceses, o de EEUU, o gente que trabaja para la CIA o para Turquía. Ésta oposición que duerme en Estambul, Paris o Chicago, de mi parte no merecen el más mínimo respeto.

La oposición dentro del país,“ahlan ua sahlan”, tal vez no está de acuerdo con algunas conductas del gobierno, o de algún ministro en particular, pero claramente son patriotas porque viven en su país. La gentuza que duerme en hoteles de 5 estrellas sostenida por los servicios secretos franceses, o la CIA, tienen de mi parte el máximo desprecio. Porque el hombre auténticamente “sharif”, honesto, lucha y trabaja dentro de su país para cambiar con su sudor la política y el destino de su patria, y no se transforma en marioneta de potencias extranjeras.

Siria tiene amigos en todo el mundo, pero hay uno que considero es muy importante para Damasco: Hezbollah, ¿cuál es el vínculo entre Siria y Hezbollah?

Por supuesto. Nosotros compartimos con Hezbollah, así como con la resistencia palestina, un problema esencial en común: Israel.

Este no es un problema racial o religioso, sino político generado por la ocupación de nuestra tierra. En el caso de Siria es el Golán, para Líbano es una parte del sur, y con respecto a los palestinos es la ocupación de toda su patria. Entonces, exigimos que Israel respete las resoluciones de Naciones Unidas que lo instan a cesar la ocupación, centralmente la resolución 242 que lo impele a devolver todos los territorios árabes ocupados en la guerra del ‘67.

Nosotros en Siria, junto con Hezbollah en el Líbano, Irán, la resistencia palestina y toda la juventud que lucha contra la ocupación formamos la famosa “ala de la resistencia” (Al Muqawamah). Somos un cuerpo unificado contra la ocupación israelí.

¿Qué opinión le merece Estado Islámico (E.I.)?

Esa es una formula ajena al Islam, y a la humanidad. “DAESH” está fuera de toda ley, no tiene futuro en la religión, ni en el mundo, porque están enfrentados con toda la humanidad. Son como un fuego pirotécnico que llama mucho la atención pero es efímero, rápidamente se extingue. Son una mutación de la ley humana, carente de futuro alguno.

Antes del 2011 el presidente Al Asad anunció el inicio de un proceso de reformas políticas y económicas. Hubo bloques políticos en el parlamento que se opusieron, ¿por qué cree que lo hicieron?

Esta es una pregunta que habría que hacérsela a sus amos, principalmente a los franceses, y difícilmente la puedan justificar.

Yo he formado parte del gobierno hasta 2011, momento en el cual Siria no tenía ni un dólar de deuda. Además, teníamos en el Banco Central 18 mil millones de dólares de reserva. Siria representaba una fórmula alternativa para los países periféricos dentro del sistema internacional. Francia y la oposición a las reformas propuestas por el presidente, no querían que el país siga por este camino de independencia y soberanía, querían mantener a Siria sometida a sus amos.

¿Piensa entonces que fue una forma de socavar el liderazgo del presidente Al Asad?

Claramente no quieren un sólido liderazgo en la región. Hay que tener presente que toda la región nuestra, el llamado Medio Oriente, es central geográficamente y la más importante del mundo. Es el corazón del mundo. No solamente por su valor geoestratégico, sino por su valor en energía pero también por su riquísima historia milenaria y los valores de su gente. De modo que Siria siendo corazón de ese corazón tiene un valor superlativo.

El gobierno denunció la presencia de una oposición fuera de Siria. Turquía, Arabia Saudita y otros países del Golfo Pérsico han sido foco de esas críticas, ¿adhiere Ud. a esta línea de pensamiento?

Turquía tiene un objetivo, Arabia Saudita tiene otro. Turquía se proponía ser el modelo del Islam moderno y democrático. Por eso trabajaba en dos vías: una en el mundo árabe, a través de Siria, Jordania, Líbano, Arabia Saudita, y otra en Europa, buscando la membresía en la Unión Europea. Ha perdido ambas.

Ahí está el libro del actual primer ministro Ahmet Davutoglu que se llama “La profundidad estratégica” (Strategic Depth), en el cual plantea el concepto de “problema cero”, o sea ningún conflicto con los vecinos. Pero lo que han logrado hoy en el mundo árabe es “amigos cero”, pues perdieron la simpatía de Egipto y Arabia Saudita debido al apoyo dado a la Hermandad Musulmana, organización rechazada tanto por el actual gobierno de El Cairo, como por Riad.

Entonces el único amigo que le quedó en el mundo árabe es Qatar, que junto con Turquía son los protectores de la Hermandad Musulmana, agrupación que es el útero y la génesis de Al Qaeda.

Por otra parte, Turquía enfrenta problemas internos por el fuerte enfrentamiento político entre Erdogan y Abdel Fattah Golem, además de su conflicto con Siria, Egipto y Libia. Hoy solo están de acuerdo con Arabia Saudita en la cuestión de Siria. Por eso Turquía es el máximo perdedor.

Por su parte, Arabia Saudita, ¿Qué busca? el liderazgo total del Islam, dado que son los depositarios de la tumba del profeta Muhammad, la Meca, la Kaaba, y cada año reciben a millones de musulmanes del mundo que vienen a la peregrinación. Pretenden utilizar estos símbolos para erigirse en líderes del mundo islámico, a base de un tradicionalismo que les valió un atraso tecnológico frente a su principal rival, Irán.

Ese objetivo común en Siria, llevó a un grupo de países árabes a crear una coalición para bombardear Siria e Irak, también lo han hecho en Yemen. Este un fenómeno nuevo, la existencia de coaliciones militares con países árabes para intervenir en terceros países, ¿cuál es su opinión al respecto?

Hay algo peor y más trágico, los saudíes y qataríes juntos, pidieron a EEUU que bombardee Siria, como lo habían hecho en Irak en 2003. Esta vez no tuvieron éxito, y junto con Francois Hollande, se enojaron con Barack Obama por negarse a bombardear Siria.

Entonces existe un celo con Siria, un odio especial, porque nuestro país representa dentro del mundo árabe, del mundo mediterráneo, del Medio Oriente y del mundo islámico, un modelo de la más pura independencia y soberanía sin injerencia extranjera alguna; un auténtico modelo soberano sin ser satélite de EEUU; y esto es lo que ha hecho enfadar a los turcos y saudíes.

Para finalizar, ¿qué mensaje le gustaría transmitir a la colectividad siria en la Argentina?

Soy Mohsen Bilal, profesor universitario, ciudadano sirio, tengo el honor de haber recibido la condecoración de la Cruz Magna, firmada por el rey de España por decreto ley del gabinete de ministros españoles en 2006. A pesar de que tengo todas las facilidades en España, así como también en Italia y Latinoamérica (aquí en Argentina mi padre ha vivido 6 años), resido en Siria. No dejo mi país en esta situación difícil, porque formo parte de mi pueblo.

Jamás pensé en escapar de Siria en un momento crítico como éste luego de ser ministro, embajador, y miembro del parlamento. Me quedaré en mi tierra hasta que la patria salga de esta crisis. Y estoy plenamente convencido que Siria saldrá de esta crisis, con mayor soberanía, dignidad y respeto, de parte de todo el mundo.

Noticias relacionadas

  • Semana Santa y Pascua Ortodoxa 2018
    Semana Santa y Pascua Ortodoxa 2018
  • ¡Felices Pascuas!
    ¡Felices Pascuas!
  • Se celebró el Día del Inmigrante Libanés en Rosario
    Se celebró el Día del Inmigrante Libanés en Rosario
  • Las galardonadas: Laura Galante de Meskin y Claudia Casabianca, junto a la Comisión de Damas del CSLBA.
    Día de la Mujer en el Club Sirio Libanés
  • Autoridades del CSLBA visitaron al flamante embajador de Líbano
    Autoridades del CSLBA visitaron al flamante embajador de Líbano
Ver más
Seguinos en

Editorial

Adalides de la discriminación

Un nuevo paso del proyecto colonial sionista instaurado hace 70 años en Palestina busca justificar con el aval de la ley, el histórico estado de apartheid de-facto que vive el pueblo palestino en tierras ocupadas.

Ver más
Fachada